Línea de producción para el rellenado de croissants de chocolate y decorado con virutas de chocolate

NECESIDADES:

Fuimos requeridos para diseñar una estación completa de trabajo para el rellenado de croissants de chocolate y decorados con virutas de chocolate. Esta línea de trabajo se incorporaba a una fábrica con otras estaciones ya en funcionamiento.

RETO:

Dado el alto grado de automatización de la fábrica la demanda de la producción era elevada, la estación debía de elaborar alrededor de 18.000 croissants cada hora.

El chocolate se ha de dosificar templado, a una temperatura constante y ha de quedar repartido por todo el croissant.

Cabe destacar también el reto que supone el traspaso entre una estación y otra de la línea formada por cintas de diferente formato.

SOLUCIONES APORTADAS:

La solución aportada por Formex consiste en una línea de producción compuesta por tres estaciones:

  • una inyectadora con tres filas de 9 boquillas para conseguir inyectar 27 croissants simultáneamente, y con tres agujas por boquilla para que el producto quede bien repartido;
  • una estación de gelatinado que pulveriza por encima de los croissants una ducha de gelatina que los impregna;
  • una estación de decoración de granillo (topping), con una cinta superior llena de virutas de chocolate para que caiga sobre el producto y quede enganchado en la capa de gelatina.

Para poder llegar a la producción deseada, y como los croissants se colocan manualmente, al inicio de la línea hay espacio suficiente previo al inyectado para que cuatro personas coloquen los croissants en el transportador.

En la máquina  inyectadora es la mesa la que se eleva para pinchar el producto, pero al tratarse de un transportador más largo no es posible y se adapta todo el cabezal para que descienda y pinche el producto.

El cabezal de la Inyectadora se adapta para que descienda y pinche el producto, en lugar de que sea la cinta transportadora la que se eleve debido a su gran longitud.

En cuanto a la dosificación, el servomotor nos ofrece mayor control y ajuste, y el depósito está calefactado para mantener el chocolate caliente y evitar problemas de dosificado.

La cinta de inyectado está formada por canjilones de 9 croissants para que sea más fácil para el operario colocar los croissants en el sitio correcto. Esto conlleva que entre la cinta de inyectado y la de gelatina, compuesta por cordones, haya una cinta de traspaso para que los croissants caigan correctamente en posición y sin girarse, y queden apilados para la ducha de gelatina y posterior lluvia de virutas de chocolate.

Al final de la línea hay espacio suficiente para la zona de empaquetado del producto.

Para más info ver líneas de producción.