Línea modular para la producción de muffins, macarons, magdalenas y fiancer

NECESIDADES:

Con el objetivo de aumentar su productividad el cliente nos encargó diseñar  una línea de trabajo completa para  elaborar diversos productos como muffins y macarons. La línea tenía que incluir desde la manipulación de las bandejas hasta dejar el producto listo para su posterior horneado.

RETO:

El principal reto en este proyecto fue la automatización de parte de la línea para lograr el aumento de productividad deseada con la máxima eficiencia y el mayor rendimiento.

También era importante lograr una única línea de producción versátil que pueda operar con diferentes tipos de bandejas y papeles. El objetivo es reducir espacio, recursos y tiempo.

Además es necesario comprender la diversidad y complejidad de los productos:

– Elemento “vivo” – Volumen y forma variable.

– Delicado y frágil – Fácil de dañar en su manipulación.

– Difícil de manipular – bañados con gelatinas, chocolate, etc.

– Inestable – Poco peso, se descoloca fácilmente.

– Elevado número de unidades a manipular: hasta aproximadamente 800 unidades/min.

SOLUCIONES APORTADAS

La solución para cumplir con los objetivos fue una línea modular para grandes producciones compuesta por:

  • Un brazo robot de tecnología Omron con tres platos intercambiables y nueve cargadores de bandejas (diferentes tamaños, de cartón, metálicas y hojas de papel) que sitúa la bandeja correspondiente sobre la cinta transportadora.
  • Una capsuladora para dos tipos diferentes de papel (muffins y financer) que coloca las cápsulas sobre la bandeja.
  • Una dosificadora de muffins  con siete boquillas, con regulación de dosis volumétrica.
  • Dos dosificadores de semillas intercambiables.
  • Un transportador que transporta las bandejas del almacén de bandejas al final de la máquina, pasando por las diferentes estaciones de trabajo.

La inclusión del robot al inicio de la línea nos permite aumentar la versatilidad y la eficiencia del conjunto, dado que el mismo robot puede trabajar con los diferentes formatos de bandejas, incluso colocar primero una bandeja metálica y después una hoja de papel sobre la misma.
Dispone de un sistema para detectar cuando quedan pocas bandejas, verifica los diferentes almacenes y si no detecta bandejas, el brazo se para.

El operario gana en ergonomía dado que solo tiene que encargarse de que haya suficientes bandejas, papeles y masa para que la línea siga trabajando o puede encargarse de tareas de mayor valor añadido.

La automatización del conjunto nos permite obtener una producción de aproximadamente 8.400 macarons/hora con las 7 boquillas o de más de 8.000 unidades/hora con muffins, magdalenas o financer.

Más info en Líneas de producción.