Línea de producción completamente automatizada para hacer lasaña

NECESIDADES:

El cliente necesita una línea de producción completa y automatizada para hacer lasañas de diferentes tamaños, de forma que al final de la misma se pueda recoger la lasaña lista en su molde con sus respectivas capas de pasta, boloñesa, bechamel y queso por encima. Además tiene que ser una línea de limpieza rápida.

RETO:

El reto general consiste en implementar toda un línea para las diferentes capas de dosificación, que sea de fácil limpieza, efectiva y automatizada. Esto conlleva dos grandes retos, el primero que toda la línea pueda ser desmontada fácilmente para una limpieza fácil y efectiva, y que sus componentes sean aptos para la limpieza con agua a presión. El segundo gran reto es su funcionalidad, que en cada etapa de dosificado, tanto para la bechamel con trozos de carne como para la boloñesa más líquida, la dosificación sea homogénea y quede repartida en todo el molde. Teniendo en cuenta el reto añadido que todo debe cumplirse para diferentes formatos de moldes, tanto grandes como pequeñas dosis y que la manipulación de las láminas de pasta es delicada y es fácil de dañar durante su colocación. 

SOLUCIONES APORTADAS:

La solución aportada es la de una línea modular compuesta por:

–       Un transportador inicial con cortadores para el corte de la lámina de pasta según el formato de molde correspondiente.

–       Dos transportadores situados uno al lado de otro en paralelo, uno seguido de los cortadores para las láminas de pasta que los operarios colocaran manualmente, y otro para los moldes de la lasaña donde se dosificará el producto automáticamente. Esta cinta dispone de guías para los moldes que puedan moverse y fijarse manualmente para adoptarlo de forma rápida al tamaño de molde a producir. Todo ello diseñado para su fácil y rápido montaje y desmontaje y su correspondiente limpieza para los diferentes formatos de lasaña.

          Cinco dosificadoras polivalentes modelo DPVS35, de conexión y mandos independientes una de otra y situadas de forma alternada para las diferentes capas de la lasaña según las necesidades del cliente que puede cambiar de configuración para dosificar 3 capas de boloñesa y 2 de bechamel o 4 de boloñesa y 1 de bechamel. De dosis volumétrica, equipadas con servomotor para una dosis homogénea y mayor control electrónico, y salidas de diferentes medidas en forma de «espátula» para la distribución de la salsa en los moldes de diferentes tamaños.

          Un transportador con un dosificador de queso hilado situado al final del transportador de moldes. Este transportador es de conexión independiente para que el cliente, si lo desea, pueda instalarlo en otra de sus líneas donde necesite dosificar queso.

El transportador principal es en el que van los moldes y donde se dosifica de forma alternada la boloñesa y la bechamel. Entre máquina y máquina los operarios pueden colocarse sin nada que les moleste para coger las láminas de pasta de la cinta y colocarlas en los correspondientes moldes. Con este proceso se consigue “montar” las diferentes capas y al final se dosifica el queso por encima. La línea dispone de dos depósitos, uno para cada producto, y una red de mangueras para que la masa fluya a cada una de las dosificadoras, con llave de paso a la entrada de cada una. A través de un cuadro de mandos situado al inicio de la línea por un lado conectamos las tomas eléctricas y neumáticas de cada máquina y por otro lado podemos mediante pantalla táctil configurar las velocidades y aceleraciones de cada cinta para cumplir con la producción deseada de cada uno de los formatos de lasaña.

 Una vez configurada la línea es capaz de producir aproximadamente entre 250 y 1450 lasañas a la hora según tamaño.

Más info en Líneas de producción.