Línea de trabajo para hacer magdalenas rellenas de dos sabores, decoradas con cobertura y topping

El cliente necesita una línea en la que tras colocar al inicio bandejas de magdalenas ya cocidas las máquinas le inyecten dos tipos de producto diferente y le añadan tanto cobertura como topping por encima. Las estaciones de inyectado y dosificado deben estar calefactadas, es necesario que la línea no supere los 5 metros de longitud y que pueda ser operada por una sola persona al inicio de la cinta.

La propuesta de Formex es una línea modular formada por cuatro estaciones:

  • Dos inyectadoras automáticas independientes en las que, dado que se trata de una cinta muy larga, debe ser el cabezal el que suba y baje para inyectar el producto, al contrario de la inyectadora estándar en la que es la cinta la que se mueve.
  • Una dosificadora automática para dosificar la cobertura por encima de la magdalena ya inyectada
  • Un dosificador de topping automático para finalmente esparcir el topping deseado por encima de la cobertura

Puesto que la longitud de la cinta es limitada se opta por una única urna para mantener calefactadas tanto las inyectadoras como las dosificadoras, de forma que el producto se mantenga a una temperatura estable a la que el dosificado sea fluido y sin problemas.

Para que la línea sea operada por una sola persona se propone un sistema de doble cinta transportadora, de forma que la bandeja al llegar al final de la cinta superior, desciende automáticamente por un elevador hasta una cinta inferior que gira en sentido contrario a la primera y desplaza las bandejas con producto ya completo hasta el inicio de la línea, donde el mismo operario que las ha colocado al inicio puede retirar las bandejas completas.