Cómo aumentar la eficiencia en sus líneas de producción gracias a la integración de robots colaborativos.

La implementación de la robótica en los procesos de fabricación es un requisito imprescindible para ganar competitividad y eficiencia.

Invertir en robots colaborativos le permitirá cosechar los beneficios de sus características de seguridad integradas para mejorar la productividad trabajando junto a los seres humanos.

La robótica colaborativa permite al ser humano dedicar sus horas a tareas que aportan valor al producto, liberándolo de tareas monótonas para centrarse en trabajos más complejos.

Los robots pueden hacer aquellos trabajos que por pesados o monótonos, no sean adecuados para ejecutar por los operarios, pudiendo hacer estos, trabajos de mayor valor añadido.

Infinitas son las aplicaciones que los robots pueden realizar en una línea de trabajo ayudándonos a ser mucho más productivos:

  • Alimentación y posicionamiento de las bandejas/recipientes en la cinta transportadora o maquinaria.
  • Decoración del producto final
  • Retirada del producto para su posterior envasado.
  • Versatilidad y flexibilidad a la hora de cambiar de formato e incluso de tarea para abarcar un mayor rango de fabricación.